S&P no mermó solidez del sistema financiero


Milenio Diario – Negocios – Pág. 22, Redacción.-

Aunque Standard & Poors (S&P) pasó de estable a negativa las perspectivas de varios bancos y aseguradoras, diversos directivos y funcionarios aseguraron que el sector financiero es sólido, por lo que no existe absolutamente ningún riesgo de que atraviese por algún tipo de crisis, sino al contrario, está listo para seguir brindando servicios a la población y contribuir con el crecimiento económico del país.

Para Marcos Ramírez Miguel, director general de Grupo Financiero Banorte, pese a los señalamientos de las calificadoras, no hay nada por qué preocuparse, dado que la banca mexicana, en general, “está muy sólida” gracias a la estricta regulación con la que es supervisada, al grado de que está lista para seguir prestando a una muy alta capacidad.

“La banca está muy sólida. Por regulación y por lógica, ninguna empresa puede tener mejor calificación que el país donde está, si la de éste baja, en consecuencia la nuestra también, pero no tiene nada que ver con nosotros. En México operamos con Basilea III, que es la manera más ácida en que nos miden a escala mundial para prestar y que vean que no estamos en problemas”, explicó.

Por su parte, Enrique Zorrilla, director general de Scotiabank, destacó que la perspectiva de las calificadoras es muy importante, por lo que en lugar de “preocuparse hay que ocuparse”; sin embargo, enfatizó que el sector bancario está bien capitalizado y listo para tomar decisiones de otorgamiento de crédito, con base en probados programas de crecimiento.

“En cuanto a financiamiento, estamos arrancando 2019 con un porcentaje de crédito otorgado respecto al producto interno bruto del país que es el más alto desde la época del desarrollo estabilizador, por lo que la banca acompaña los mejores intereses de las familias y de los empresarios”, dijo.

En lo que se refiere al sector asegurador, Carlos Noriega, titular de la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de la Secretaría de Hacienda, destacó que el sistema asegurador mexicano es perfectamente sólido, por lo que no enfrenta ningún tipo de riesgo.

“El sector asegurador de México es de los pocos a escala mundial donde se ha implementado exitosamente Solvencia II -esquema de regulación-, lo que significa que somos de las naciones más adelantadas en esa materia, y aún así estamos por encima, entre 50 y 100 por ciento, de los requerimientos de capital exigentes.

Agregó que las aseguradoras están cumpliendo plenamente, por lo que no hay ninguna situación de alerta.

Al respecto, Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, resaltó que el sector asegurador es sólido, toda vez que cuenta con el doble de capital necesario para garantizar lo que sus clientes exigen al reclamar los siniestros.

“Las calificadoras no solo consideran factores internos, sino también externos; en este sentido, sí se espera que haya elementos que metan turbulencia a los mercados en el curso del año; si todo esto ocurre, posiblemente los niveles de capitalización del sector podrían bajar, pero solo un poco”, explicó.

** Y además

“No hay riesgo de perder grado de inversión”

Para Marcos Ramírez, director general de Banorte, el cambio de estable a negativa de la perspectiva en la calificación de México por parte de S&P no sorprendió, dado que era algo que ya se esperaba y la prueba está en que al día siguiente los mercados no se movieron. “El mercado va adelante, sabe lo que van a decir las calificadoras, sabía que iba haber una desaceleración, que pasa en todos los países del mundo y en todos los ciclos políticos”.

En este sentido, explicó que no hay riesgo de perder el grado de inversión, y lo único que hacen las calificadoras es dar recomendaciones para mejorar, no que las cosas se van a poner peor.

“Las calificadoras ya pusieron su pie, pero en ningún momento se está hablando de perder el grado de inversión, porque la gente luego no entiende de lo que se está hablando, solo se perdieron unos grados de confianza. Se está hablando de qué hacer para acelerar y salir de esta situación”.