Ayúdalos a encontrarlo

Excélsior – Atracción – Pág. 1-4, Christian Pérez, 24 de noviembre de 2018.-

 

El robo de autos creció en nuestro país durante los dos últimos años, por esa razón cada vez es más común encontrarse vehículos abandonados en las calles para “enfriarlos”.

Si encuentras un coche sospechoso afuera de tu casa, es importante investigar si es robado v, en caso de serlo, reportarlo lo antes posible, pero se debe hacer de la manera correcta, ya que se podría entorpecer la labor de las autoridades en caso de que exista otro delito que perseguir.

“Existe una relación directa entre el hurto de autos y la escalada de violencia en nuestro país. El 65% de los casos se utilizan los coches robados para cometer otros delitos y el 35% se destina al desmantelamiento o se venden completos” aseguró Marco Ascencio, director de la empresa de rastreo de autos, Lo Jack México.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX, entre los modos de operar de los asaltantes, es común que después de realizar el atraco, que en el 80% de los casos se hace con lujo de violencia, y que cumplieron su objetivo con el coche, se deje abandonado en calles de zonas aledañas.

Según cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), los municipios o alcaldías donde más ocurren el robo y recuperación de autos son Ecatepec, Guadalajara, Tlalnepantla, Culiacán, Naucalpan, Puebla, Zapopan, Nezahualcóyotl, Gustavo A. Madero o Iztapalapa.

Por otro lado, las unidades más robadas en nuestro país están encabezadas por los Nissan Tsuru, NP300, Versa y Sentra; el Chevrolet Aveo; los Volkswagen Jetta y Vento; y la Honda CR-V.

** Según Lo Jack, en caso de ser víctima del robo de auto, no debemos poner resistencia, hay que levantar las manos y evitar ver a los ojos al ladrón. También debemos escuchar lo que demanda y cualquier movimiento que se haga hay que comunicarlo para evitar que el delincuente se ponga más nervioso y nos haga daño.

Al bajar del coche debemos procurar alejarnos de la puerta para disminuir las posibilidades de un secuestro y no dar la espalda al ladrón.

Una vez que el peligro pasó, se debe reportar inmediatamente el robo del auto a las autoridades. Después hay que llamar al seguro y, en caso de tenerlo, al servicio de rastreo del vehículo.

Para protegerse jurídicamente en caso de que el coche sea utilizado para realizar otros delitos, es importante acudir inmediatamente al Ministerio Público para presentar la denuncia correspondiente, los policías o el seguro pueden ayudar.

Deseamos que nunca te pase, pero por si acaso, ya sabes que hacer.