Diseñados para protegerte

Alto Nivel – Revista – Pág. 86-88, Sergio Castañeda.-
Hace 24 años se comenzaron a blindar vehículos particulares en México. Hoy, este tipo de unidades son una de las mejores opciones para que funcionarios, tanto a nivel federal como estatal y municipal; empresarios, directivos, ejecutivos y sus familias se protejan de robos, secuestros y atentados. Y es que actualmente México atraviesa una situación difícil en materia de seguridad. Tan solo en 2017, se estima que el número de víctimas de la delincuencia en el país fue de 25.4 millones, mientras que el número de delitos alcanzó los 33.6 millones, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (ENVIPE) 2018, que realiza el INEGI. En dicha encuesta destaca el número de secuestros cometidos en el país, el cual habría alcanzado los 80,319, de los cuales el 58.4% tuvieron una duración de menos de 24 horas. El robo de autos asegurados es, sin duda, otro de los delitos más graves que se cometen en el país. El 2018 cerró como el peor año de la historia en México, con una cifra récord de 94,000 unidades, según la AMIS. De igual forma, cada vez se comenten más atentados contra la vida de personas en los distintos niveles sociales por todo tipo de criminales, que emplean armas potentes y sofisticadas, como los rifles de asalto tipo M-16 y Winchester, o de alto poder, como los de los francotiradores, que disparan proyectiles de calibre 7.62x54mm. De ahí que firmas automotrices como Fiat Chrysler Automobiles (FCA), Mercedes-Benz, Audi y BMW decidieran hace algunos años ofrecer a sus clientes vehículos blindados de fábrica. Pero también existe la opción de adquirir un auto de este tipo de otras marcas, mandar a blindar algún modelo en particular o rentarlo a través de empresas como Safety Car Blindados, Autosafe, ballisTic, Blindajes Epel, Global Armor, TPS Armoring, AutoWérk, WBA y Total Shield, las últimas ocho integrantes de la Asociación Mexicana de Blindadores Automotores (AMBA), que representan el 60% del blindaje que se hace en el país y que han hecho de México una potencia en blindaje automotriz, ocupando ya el segundo lugar en producción de vehículos blindados en Latinoamérica, exportando a países como Rusia, Alemania, Grecia, Francia, Afganistán, Emiratos Árabes Unidos, Israel y Estados Unidos. En ambos casos, los clientes de blindajes contra robos y asaltos, secuestros y atentados reciben un curso, no solo para aprender a emplear su blindaje de manera eficaz, sino para conocer los riesgos de delincuencia, a los que están expuestos ellos y sus familias.