Pon un nuevo auto en tu garage

Milenio Diario – Buen Fin – Pág. 46, Cristina Calvo.-

Si estás pensando en cambiar tu viejo automóvil, este fin de semana puede ser una buena oportunidad de elegir el que más te guste y te convenga: el que gaste menos gasolina, te dé mejor servicio y se ajuste a tus necesidades, de entre la gran variedad de marcas existentes en el mercado. Durante El Buen Fin, las concesionarias proponen ofertas, promociones y bonificaciones para atraer tu atención, como dos años de seguro gratis, cero comisión por apertura, planes de financiamiento especiales, película antiasalto y emplacado gratis, entre algunas otras.

Las ofertas estarán a la orden del día, pero hay que estar alerta y analizar cuál es la mejor opción y, sobre todo, cuáles son tus necesidades y posibilidades, para que la compra no se convierta en una pesadilla.

“Las personas deben priorizar cuál es la capacidad de pago del consumidor, para que se pueda definir el monto máximo de una mensualidad a pagar; esto es importante porque dos tercios de los vehículos que se venden en México son a través de un financiamiento”, señala Guillermo Rosales, director general adjunto y vocero de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Y es que, en muchas ocasiones, al comprar un vehículo cometemos el error de no contemplar los gastos legales que van asociados con la propiedad del mismo: “El empacamiento, los pagos de derechos anuales -tenencia-, la verificación y el mantenimiento preventivo que se recomienda para el buen funcionamiento del vehículo y conservar la garantía, así como el valor de reventa de un auto usado; hay que incluir todos estos gastos dentro de la proyección de posibilidades reales, y no sobrecargar los compromisos que tiene el cliente”, dice Rosales.

Pero de acuerdo con el experto, si quieres estrenar deberás: hacer una búsqueda exhaustiva de las diferentes ofertas que existen en el mercado, poner especial atención en la descripción del automóvil, el desempeño y las condiciones de seguridad, así como los precios.

Por otro lado, debes evaluar cuáles son las prestaciones que ofrece el auto elegido, y que cubran tus necesidades; comparar los costos de mantenimiento y el de la póliza de seguro, que varían según el modelo; verificar cuál es el rendimiento de combustible, y un aspecto relevante es también el que se refiere a los elementos de seguridad, pues tan solo en los últimos tres años, aumentó 50% el robo de vehículos asegurados, según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

El gasto de combustible es otro factor importante al momento de elegir un carro, ya que ante la situación de desabasto que vive el país, el consumo de gasolina resulta determinante. Recuerda que la mejor compra no es en la que gastas menos, sino en la que gastas de la mejor manera. Planea y así tendrás una compra inteligente y responsable.