Retenes falsos, una amenaza latente en vías mexiquenses

Milenio Estado de México – Ciudad y región – Pág. 1-8-9, Mario C. Rodríguez.-

El grueso de falsos retenes en los que han descubierto la colusión de policías municipales y estatales e incluso personal ministerial, ha sido documentado en los municipios del Valle de México, salvo un registro en el sur de la entidad en abril de este año.

Los dispositivos tiene el común denominador de estar encabezados por personas que se hacen pasar por policías y pedir dinero a los pasajeros de las unidades con la finalidad de dejarlos en libertad por presuntos delitos que supuestamente cometieron; además de que la mayoría han sido denunciados en redes sociales.

De acuerdo con información proporcionada por la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), este año han sido vinculados a proceso 57 policías municipales por distintos delitos, de estos, por lo menos 26 han sido presentado ante la autoridad judicial por abuso de autoridad; mientras que el resto corresponde a cohecho, secuestro exprés y evasión. No obstante, por la participación en falsos retenes, tres elementos municipales enfrentan un proceso judicial.

Modo de operar

Este tipo de retenes falsos han terminado incluso en enfrentamientos entre las distintas fuerzas del orden. En un operativo ejecutado por la División Anticorrupción de la FGJEM, comprobaron que policías municipales de Coacalco estaban involucrados, esto el pasado 14 de agosto.

El dispositivo estaba ubicado en la vialidad José López Portillo enfrente de un supermercado y es que luego de cobrar 7 mil 500 pesos al chofer de un tractocamión en un corralón falso, hubo enfrentamiento entre ambas fuerzas del orden.

En esta ocasión hubo varias detonaciones de arma de fuego al aire y ministeriales golpeados, pero al final fueron detenidos cuatro elementos de la policía municipal de Coacalco y dos “grulleros” que operaban de manera ilegal.

El pasado 1 de julio en Naucalpan, pero en Plaza Satélite, una mujer denunció una detención que calificó como ilegal en un retén. Al interior del establecimiento, cuatro tripulantes de un automóvil Vento color azul con laminillas K53-ASC detenían a los conductores que pasaban por la zona.

No fue hasta que una mujer los enfrentó y grabó con su teléfono celular que los cuatro hombres vestidos con ropas de civiles frenaron la detención y se retiraron del sitio, apartando sus rostros para evitar ser filmados.

Posteriormente el 3 de julio fue anunciada la detención de un policía municipal de Naucalpan identificado como Carlos Giovanni “N” por haber montado un retén falso en compañía de una mujer.

En este episodio, el elemento junto a su cómplice identificada como Monserrat “N” fue detenido derivado de una denuncia ciudadana, ya que en la zona de Echagary, cerca de las Torres de Satélite, ambas personas tenían una camioneta con varios ocupantes en su interior y a cambio de su liberación pedían dinero.

Se realizó la detención en flagrancia del policía municipal en activo y fue puesto a disposición de las autoridades, comenzando un proceso en su contra.

Los tres policías procesados

Uno de los casos más sonados por parte de estos retenes falsos ocurrió el pasado 24 de junio en Naucalpan. En esta ocasión el retén fue montado en el Circuito Centro Comercial, en Ciudad Satélite.

En esta demarcación los automovilistas eran amedrentados por cuatro hombres a bordo de un vehículo tipo sedán color plata, hasta que uno de ellos grabó el hecho. Uno de los elementos se percató que estaba siendo filmado y con la mano golpeó en varias ocasiones el cristal del piloto de la unidad para pedirle que bajara.

El chofer comenzó a conducir en reversa alejándose del hombre armado y vestido de civil; comenzó a tocar la bocina del automotor y escapó. El video termina con la huida de los cuatro supuestos policías, que subieron a otro vehículo.

En esta ocasión, el propio ayuntamiento de Tlalnepantla, a través de la Comisión de Honor y Justicia, dio bajas administrativas de estos dos elementos municipales que fueron identificados participando en este falso retén.

A través de un comunicado dieron a conocer que ambos hombres formaron parte de una unidad que fue disuelta en mayo pasado por el elevado número de quejas e irregularidades que cometían los elementos adscritos.

Derivado del hecho, el alcalde Raciel Pérez Cruz habría admitido que las armas que portaban los efectivos no pertenecían a la administración municipal y que por lo menos 40 elementos más serían investigados y sometidos a pruebas por presuntas irregularidades en su actuar.

Lo complicado de este caso es que se comprobó que los elementos se encontraban de incapacidad, documento emitido por el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), sin embargo, la autoridad municipal no pudo acceder a los comprobantes ya que la dependencia médica negó el acceso al considerar que el ayuntamiento no tenía la facultad de ingresar a la información personal de los derechohabientes.

Posteriormente, la FGJEM informó a través de un comunicado de prensa el 22 de agosto que vincularían a proceso a tres policías municipales de Tlalnepantla por el delito de secuestro exprés, luego de que hubieran montado y detenido a un automovilista en un retén ilegal.

El texto señala que los tres elementos fueron internados al centro de readaptación social del municipio y que hay 45 días a partir de la detención para realizar las investigaciones.

“Los hechos por los que fueron vinculados a proceso habrían tenido lugar en calles del municipio de Tlalnepantla, donde hace aproximadamente dos meses estos individuos al parecer detuvieron a un conductor, a quien acusaron de traer consigo objetos robados, situación por la que le habrían exigido una suma de dinero a cambio de dejarlo en libertad y no presentarlo ante la autoridad correspondiente; sin embargo, la víctima presentó una denuncia ante la FG JEM quien inició las investigaciones correspondientes para identificar y detener a estas personas”, dijo la fiscalía.

Con estos elementos filmográficos hubo pruebas para que las autoridades solicitaran la prisión preventiva como una medida cautelar, por lo que la situación legal de los presuntos delincuentes sigue en curso.

Respecto al cuarto elemento, el órgano autónomo informó que el proceso interno continúa, ya que constataron que estaba involucrado un elemento ministerial.

El último retén, impune

El más reciente de estos casos fue documentado el pasado 5 de septiembre por un usuario de redes sociales, quien dio a conocer que en municipio de Juchitepec, en el Valle de México, varios elementos estuvieron coludidos en un retén falso. En el video advierte que el dispositivo fue instalado en carretera Xochimilco-Oaxtepec, y tenía como finalidad extorsionar a los automovilistas que transitaran por el área.

En este lugar fueron identificados elementos municipales de Juchitepec con algunos otros presuntamente adscritos a la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), específicamente a la unidad de Robo de Vehículos, ya que de acuerdo al video, estos iban abordo de un vehículo oficial con el número 2197.

En esta última grabación se ve cómo un ciudadano discute con uno de los policías que se niega a identificarse. “No tengo por qué mostrarte nada cuando tú no te identificas” a lo que el efectivo responde “haz lo que tengas que hacer, amigo”.

En la grabación la víctima indica que la multa original impuesta en este punto era de 4 mil 500 pesos, pero tras dar 800 pesos las presuntas autoridades dieron un documento para liberarle y retirarse del sitio. Derivado de esta acción, no hay personal detenido a la fecha.

** Las claves

“Oríllese”

También este tipo de delito afecta al transporte de mercancías. En los últimos 8 años esto se elevó 146%, según Canacar.

Sangria

En 2017 el robo al autotransporte de carga costó 92 mil 500 millones de pesos, según Consultores Internacionales.

De riesgo

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), 8 de cada 10 de estos robos se realiza con violencia.