Si contrata un seguro médico, revise qué enfermedades no cubre

El Economista – Valores y Dinero – Pág. 18, Montserrat Galván.- ,
Contratar un seguro médico no solamente es para el cuidado de nuestra salud, también nos ayuda a proteger nuestro patrimonio y a cubrir económicamente enfermedades que pueden tener elevados costos para su tratamiento. En ocasiones los asegurados creen que una vez que lo contrataron podrán acceder a servicios médicos de manera directa para atender alguna urgencia, o bien, una enfermedad ya existente, pero no es así. Cuando se adquiere una póliza existen padecimientos que no están cubiertos porque se consideran preexistentes, es decir, un mal que ya padecía el asegurado, lo cual puede afectar al momento de adquirirlo. Por ello, antes de contratar, es importante fijarse en las condiciones generales de la póliza para saber los plazos y qué tipo de padecimientos son los que cubre o no.